Cómo el aprendizaje en línea fomenta la participación y retención en los estudiantes

Fomentar la participación es uno de los retos más singulares y difíciles del aprendizaje en línea, pero es posible lograrlo.

Un reciente informe del Centro de Investigación National Student Clearinghouse revela que el número de matrículas en la enseñanza superior sigue disminuyendo. La matrícula de los estudiantes universitarios sufrió un descenso del 9,4% con respecto a la primavera de 2020. Esto supone casi 1,4 millones de estudiantes universitarios menos que antes de la pandemia.

La pandemia del COVID-19 ha contribuido a este descenso. Asimismo, este fenómeno está relacionado con el debate general sobre si el elevado precio de estos programas educativos merece el tiempo, el dinero y la energía de los estudiantes, especialmente cuando la inflación sigue aumentando.

En realidad, los estudios demuestran que obtener una educación postsecundaria abre oportunidades más gratificantes, las cuales serían inaccesibles de otro modo. Por ejemplo, los universitarios recién graduados tendrán un 57% más de oportunidades de trabajo que los no titulados, incluso en el difícil mercado laboral actual. Un título proporciona mayor flexibilidad y capacidad de elección en cuanto al lugar de trabajo.

Aunque las universidades pueden hacer que la obtención de un título sea más asequible, flexible y adaptable al implementar más procesos de enseñanza o aprendizaje en línea, la mayoría de las universidades siguen utilizando sistemas arcaicos que no están adaptados a los estudiantes modernos. Estos sistemas son torpes, difíciles de usar y no consiguen crear una experiencia atractiva. Por ello, las instituciones de enseñanza superior deben priorizar la oferta de experiencias de aprendizaje en línea interactivas. El método se describe a continuación.

Adoptar la tecnología y las herramientas adecuadas

La tecnología se ha convertido en algo esencial en nuestra vida cotidiana. En el caso de la educación, la implementación de tecnologías de la enseñanza y el aprendizaje requieren una adopción adecuada por parte de las instituciones, los profesores y los estudiantes por igual. Dotar a los educadores con herramientas y soluciones adecuadas puede ayudar a ofrecer una experiencia de aprendizaje en línea satisfactoria.

Determine si su actual sistema de gestión del aprendizaje (LMS) puede incorporar diferentes soluciones de colaboración Si es posible, considere soluciones de videoconferencia creadas especialmente para el aprendizaje en línea, así como otras herramientas como los chats en directo, los foros y la mensajería para permitir la comunicación entre el profesor, los estudiantes ylos mismos compañeros.

Sin embargo, es prudente evitar usar la tecnología solo por el mero hecho de tenerla. En su lugar, piense en cómo los usuarios finales van a interactuar con la tecnología y cuáles son las características que necesita para cumplir los objetivos institucionales.

Enfocarse en el aprendizaje centrado en los estudiantes

Centrar a los estudiantes en el proceso de aprendizaje es esencial para ofrecer una experiencia de aprendizaje en línea satisfactoria. Aunque las iniciativas de aprendizaje en línea requieren que los profesores sepan utilizar la tecnología para enseñar en línea de manera eficiente, el éxito del aprendizaje depende en gran medida de la pedagogía, la cual puede adaptarse a los entornos de los salones de clase virtuales. Los educadores deben tener en cuenta los siguientes aspectos al diseñar cursos centrados en los estudiantes:

  • ¿Cómo van a interactuar los estudiantes con el contenido del curso?
  • ¿Cómo van a interactuar con otros estudiantes?
  • ¿Cómo van a interactuar los estudiantes con su profesor?

Incorporar aplicaciones móviles

Los estudiantes de hoy esperan aprender con una integración tecnológica de primer nivel. Por esta razón, facultades y universidades deben comprender que es de suma importancia para los estudiantes el tener una transición fluida entre el aprendizaje por computador y el aprendizaje móvil. Siendo así, las aplicaciones móviles de aprendizaje impulsadas por los sistemas de gestión del aprendizaje mejoran la experiencia académica tanto de los estudiantes como de los profesores.

La Universidad de Casper, la primera universidad junior establecida en Wyoming, implementó una aplicación móvil para proporcionar una experiencia de aprendizaje digital inigualable. La aplicación permitió tener la misma experiencia de aprendizaje a estudiantes de diferentes partes  del mundo, sin importar si el aprendizaje se realizaba en un teléfono, una tableta o un computador.

La aplicación móvil garantiza que los estudiantes puedan acceder a los materiales de aprendizaje. También asegura que puedan ponerse en contacto con sus profesores, les permite enviar tareas y completar cualquier otra actividad que harían en el sitio web de la universidad. La respuesta de los estudiantes ha sido positiva, y la universidad ha visto un aumento en la participación de los estudiantes y de los profesores.

Implementar tácticas de participación de los estudiantes

Fomentar la participación es uno de los retos más singulares y difíciles del aprendizaje en línea, pero es posible lograrlo cuando se siguen las siguientes tácticas:

  • Diseñar para evitar interrupciones y distracciones. A la hora de diseñar los contenidos, los educadores deben tener en cuenta que en la virtualidad los estudiantes tienen más probabilidades de enfrentarse a distracciones. Al hacer que los contenidos sean cómodos y accesibles, los estudiantes digitales que tienen desafíos particulares (por ejemplo, tener que cuidar niños o falta de privacidad y espacios tranquilos), tendrán una experiencia de aprendizaje más positiva y participativa.
  • Actualizar el material del curso periódicamente.  Los estudiantes cambian constantemente a través de los años a medida que se desarrollan nuevas tecnologías y enfoques educativos. Con el fin de mantener relevancia, los educadores deben actualizar periódicamente los contenidos y la manera como se imparten. Seguir el progreso de un estudiante a lo largo del curso también puede ayudar a determinar los niveles de participación y qué contenidos deben actualizarse.
  • Elija rutas de participación de manera intencional. Asegúrese de implementar oportunidades de participación que se adapten a las necesidades de todos los estudiantes. Esto se puede lograr usando numerosas opciones para hacer que los estudiantes participen, como por ejemplo foros, chats privados y consultas por correo electrónico,
  • Aprovechar los datos y los análisis. Los entornos digitales de aprendizaje se basan en los datos con el fin de recopilar información sobre los esfuerzos y comportamientos de los estudiantes. Una vez recogidos, estos datos pueden ayudar a determinar los elementos del curso que necesitan ser ajustados o que son exitosos en el desarrollo de la participación y la retención.

Artículo original publicado en: eCampus News

Phill Miller
acerca del autor

Phill Miller

Managing Director at Open LMS

Phill es un EdTechNerd desde hace mucho tiempo y un adicto al código abierto. Es el orgulloso padre de un hijo de 8 años y trillizos de 6 años. Le gusta comer alitas de pollo frías a medio comer después de que sus hijos se hayan dormido y leer novelas de espías británicos. También es el Director General de Open LMS. Ha estado en EdTech durante aproximadamente 20 años, con funciones en ANGEL Learning, Moodlerooms, Blackboard y Oxygen Education. Phill tiene su sede en Indianápolis, Indiana.

Descubre nuestras soluciones