LMS vs. LXP: cómo se diferencian y por qué usar ambos

La demanda de un aprendizaje digital mejorado para las escuelas y el lugar de trabajo nunca ha sido tan grande. La industria del eLearning (aprendizaje digital) se actualiza constantemente con muchas herramientas y recursos diseñados para ayudar a instituciones y empresas a educar a sus usuarios de una manera más eficiente. Aunque hay muchas formas de educar, hay dos herramientas de software de aprendizaje que han demostrado su importancia tanto para las instituciones educativas como para las empresas.

Los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS) y las plataformas de experiencia de aprendizaje (LXP por sus siglas en inglés, Learning eXperience Platform) están diseñados para ofrecer educación a los usuarios en un entorno digital. Sin embargo, los dos cumplen propósitos diferentes para las instituciones y las organizaciones. Estos programas proporcionan a los usuarios experiencias únicas de aprendizaje.

A continuación, destacamos algunas de estas diferencias y analizamos cómo un LMS y un LXP pueden usarse de manera conjunta para proporcionarles a los usuarios la mejor experiencia de aprendizaje posible y, al mismo tiempo, cumplir con los objetivos organizativos e institucionales.

¿Qué es un LMS?

Un LMS es una aplicación de software usada por organizaciones e instituciones para gestionar, alojar, y dar seguimiento a programas de aprendizaje. En 2021, el 90% de las empresas utilizaban un LMS para entrenar en alguna medida a los empleados. Esta cifra podría seguir aumentando a medida que el mercado de aprendizaje digital siga creciendo.

Estos sistemas les dan a los centros educativos y a las empresas un control total sobre el contenido. Esto hace que un LMS sea la opción ideal para ofrecer experiencias de aprendizaje dirigidas por un instructor. Además, un LMS puede ofrecer experiencias de aprendizaje tanto sincrónicas como asincrónicas. Los participantes pueden ver las conferencias y seminarios en línea en tiempo real o revisar la  grabación posteriormente; esto permite un aprendizaje más colaborativo. Al mismo tiempo, es una opción conveniente para aquellos que no puedan asistir a las sesiones en vivo.

Otra ventaja de los LMS es que tiene el potencial de simplificar muchas tareas administrativas. Un LMS moderno suele evaluar los exámenes y preparar informes de manera automática. Esto le ahorra a las instituciones y empresas tanto tiempo como recursos. Los datos derivados de los cursos en el LMS proporcionan información vital sobre el progreso y el rendimiento de los usuarios, así como de la eficacia de los programas de aprendizaje. Los directores pueden usar los datos para tomar decisiones sobre el futuro de una empresa o institución.

Otros ejemplos de lo que se puede hacer con un LMS:

  • Capacitar a los empleados, como por ejemplo con cursos de incorporación o de cumplimiento con las normas
  • Creación de horarios de cursos para estudiantes, envío de notificaciones y recordatorios por correo electrónico
  • Gestionar la ocupación de los cursos, las solicitudes de las listas de espera y otras tareas administrativas
  • Crear y compartir análisis con los equipos apropiados, con el fin de seguir cumpliendo con las leyes y reglamentos pertinentes
  • Utilizar los datos para personalizar aún más las iniciativas de aprendizaje y entrenamiento
  • Ofrecer experiencias de aprendizaje personalizadas

APRENDA MÁS ACERCA DE LOS LMS | ‘El costo total de un sistema de gestión de aprendizaje (LMS)

¿Qué es una LXP?

Una LXP es una plataforma de software centrada en el usuario que se usa para albergar materiales de aprendizaje tanto formales como informales. Estos materiales pueden venir en forma de artículos, podcasts, videos y más. Este contenido es creado por educadores y equipos corporativos de investigación y desarrollo (L&D por sus siglas en inglés), estudiantes o proveedores externos. Una LXP proporciona a los usuarios un único punto de acceso para un aprendizaje autodirigido y a su propio ritmo.

A través de una LXP, los usuarios pueden compartir contenidos de aprendizaje o descubrir el de otros usuarios. Además de crear sus propios contenidos de forma centralizada, como es habitual, los educadores y los equipos de investigación y desarrollo (L&D) pueden fungir como moderadores, destacando las contribuciones y a los colaboradores con mayor desempeño. Esto puede mejorar la participación general y fomentar las relaciones dentro de la comunidad de usuarios.

Una LXP es una buena opción para las empresas que deseen proporcionar una variedad de experiencias de aprendizaje a los empleados y a las partes interesadas. La LXP también es útil para impartir entrenamiento u oportunidades de coaching de acuerdo con las necesidades. Al igual que un LMS, una LXP les permite a los participantes colaborar con su aprendizaje. Sin embargo, también ofrece la oportunidad de que los usuarios creen experiencias de aprendizaje para otras personas.

El aprendizaje con una LXP suele consistir en experiencias de aprendizaje rápidas y compactas. Estas experiencias son ideales para los usuarios que buscan aplicar nuevos conocimientos de manera inmediata.

Otras características de una LXP suelen ser:

  • Opciones de contenido adaptadas a dispositivos móviles
  • Herramientas integradas de creación y gestión
  • Opciones de auto publicación de contenidos (según los permisos establecidos por la organización)
  • Sugerencias de cursos basadas en el interés del usuario y en el aprendizaje realizado previamente


MÁS DE NUESTRO BLOG | ‘Creación de equipos virtuales: equipos que ríen juntos, permanecen juntos

¿Necesita un LMS y una LXP?

Elegir el software de aprendizaje adecuado no debería resumirse a escoger entre un LMS y una LXP. Aunque ambos proporcionan a los usuarios experiencias significativas de aprendizaje, lo hacen con diferentes grados de control organizativo. Son dos sistemas de aprendizaje que tienen fines diferentes. Es probable que su organización o institución pueda beneficiarse de la integración de las dos soluciones con el fin de ofrecer a los usuarios una experiencia de aprendizaje más completa.

El LMS lo gestionan y mantienen las personas responsables del aprendizaje y desarrollo de la organización. Los procesos de gestión y mantenimiento se llevan a cabo con el fin de realizar un seguimiento del progreso y rendimiento de los usuarios hacia objetivos específicos. Por ejemplo, industrias que necesitan de entrenamiento para seguir cumpliendo con la normativas estatales. Un LMS puede ofrecer entrenamiento fiable y consistente a los usuarios de toda la organización con el fin de garantizar que la empresa o institución cumpla con todas las normas gubernamentales. Lo anterior no implica que deje de ser una opción cómoda para los usuarios.

Los cursos ofrecidos a través de un LMS suelen estar orientados a objetivos específicos de la organización, para que los líderes pueden determinar fácilmente quién está progresando y quién necesita apoyo adicional para tener éxito. Para las instituciones de enseñanza superior, los contenidos de los LMS garantizan que los cursos sean justos y consistentes para todos los estudiantes. Asimismo, les proporcionan a los estudiantes las adaptaciones adecuadas que hacen que el aprendizaje sea más equitativo.

Si bien hay cierto margen de personalización dentro de un LMS, los usuarios no tienen la capacidad de crear y publicar contenidos de mayor distribución dentro de la organización o institución. El acceso ilimitado a las herramientas de publicación podría conducir a la rápida difusión de información errónea en una empresa o institución de aprendizaje. Por lo tanto, el entrenamiento para cumplir la normativa y los contenidos dirigidos por un instructor se imparten mejor a través de un LMS seguro.

SEGUIR LEYENDO | ‘5 estrategias efectivas para crear comunidades de práctica exitosas

Esto no quiere decir que los contenidos generados por los usuarios no sean valiosos. Por el contrario, los contenidos creados y compartidos por empleados o estudiantes a través de una LXP pueden diversificar la biblioteca de aprendizaje de su organización y ayudar a los usuarios a desarrollar sus habilidades en múltiples disciplinas.

Su empresa o institución está formada por personas que, de manera colectiva, tienen una gran cantidad de conocimientos que compartir con los demás. Las herramientas de una LXP le permiten aprovechar este conocimiento rápidamente con el fin de mejorar su organización.

Por ejemplo, es probable que alguien en su organización conozca muy bien uno de sus programas informáticos. En lugar de pedirle a esa persona que solucione un problema informático común, esta persona podría crear un video corto que explique cómo solucionar el problema para luego publicarlo en la LXP de la organización. De este modo, cualquier persona que experimente el problema puede obtener una respuesta rápida y dedicarse a sus asuntos, sin interrumpir la jornada del trabajador(ya que tendría que responder a la misma pregunta una y otra vez).

El aprendizaje colectivo no se crea de un momento a otro. Una LXP está diseñada para reconocer esto y hacer que el contenido académico esté disponible para los usuarios cuando más lo necesitan.

PARA USTED | ‘Cómo ofrecer un aprendizaje personalizado

Un LMS y una LXP funcionan mejor de manera conjunta

La conclusión es que su empresa o institución tiene sus propias metas y objetivos que requerirán un conjunto único de herramientas. Hoy en día un LMS es casi una necesidad para las empresas e instituciones de educación superior. Sin embargo, muchos pueden beneficiarse de la implementación de una LXP. Un programa no pretende sustituir al otro. Más bien, pueden integrarse para satisfacer las distintas necesidades de su organización y ofrecer una variedad de oportunidades de aprendizaje —tanto formales como informales— a sus participantes.

La analítica de datos y el monitoreo de un LMS, combinados con las características de una LXP, pueden ser una combinación ganadora para que las empresas e instituciones ofrezcan a sus usuarios las mejores experiencias posibles de aprendizaje.

Antes de empezar a buscar un LXP, póngase en contacto con Open LMS para saber qué puede hacer nuestro LMS.

Rebecca Potter
acerca del autor

Rebecca Potter

Rebecca es redactora de contenido para Learning Technologies Group plc. Antes de escribir, fue educadora durante siete años. Obtuvo su Maestría en Educación de la Universidad Estatal de Bowling Green y tiene títulos en inglés y español de la Universidad Estatal de Ohio.

Descubre nuestras soluciones