4 habilidades necesarias para el futuro y cómo las instituciones de educación deben prepararse

Aunque es imposible predecir el futuro, podemos afirmar con seguridad que el mundo laboral seguirá en constante desarrollo. La llegada de la robótica y la inteligencia artificial (IA) sigue cambiando la manera en que las organizaciones proporcionan bienes y servicios. Los puestos de trabajo se reestructuran o, en algunos casos, se eliminan por completo. Estos cambios no van a detenerse pronto. Los investigadores pronostican que hasta el 50% de los trabajadores tendrán que ser re-entrenados para el año 2025.

Con los interminables cambios que se avecinan, es imperativo que las instituciones de educación superior preparen a los estudiantes para que puedan trabajar en ocupaciones que aún no existen. El rol de la institución educativa es ayudar a estos estudiantes a adquirir las habilidades necesarias para ser miembros exitosos y productivos del mundo laboral, el cual se mantiene en constante evolución.

Actualmente, las universidades y las escuelas de formación profesional quizás carezcan de los recursos para entrenar a las personas en carreras específicas que aún no existen. Sin embargo,  pueden enseñar las habilidades técnicas e interpersonales que los estudiantes necesitarán para adaptarse a un cambiante entorno laboral.

A continuación, presentamos cuáles son las habilidades que tendrán una demanda alta en las carreras del futuro. También analizamos lo que pueden hacerlas instituciones de educación para garantizar que sus estudiantes dominen estas capacidades.

¿Qué habilidades serán las más buscadas por los empleadores en el futuro?

Los empleados tendrán que perfeccionar sus habilidades técnicas e interpersonales para tener éxito en el trabajo. Sin embargo, hay otra área que cada vez es más importante para los empleadores: las actitudes.

Ya no será suficiente que los empleados tengan ciertas habilidades. También tendrán que tener una mentalidad progresista que les ayude a ser conscientes de sí mismos y a reconocer las necesidades de las otras personas en su organización. Según una investigación realizada por el Foro Económico Mundial y el McKinsey Global Institute, existen 56 habilidades y actitudes fundamentales que tendrán alta demanda. Muchas de estas habilidades están relacionadas con la actitud de las personas en su trabajo.

También denominados “elementos distintivos del talento” (siglas en inglés DELTAs) por el Foro Económico Mundial, estas habilidades y actitudes abarcan cuatro categorías y cubren una serie de competencias. A continuación describimos cada categoría, junto con las que creemos que serán las habilidades más requeridas en el futuro.

MÁS DE NUESTRO BLOG | “6 Razones para ofrecer microcredenciales en su institución de educación superior’’

1) Exigencia en habilidades cognitivas y voluntad de aprendizaje

Los empleadores se inclinarán por las personas que demuestren tener voluntad de innovación y de aprender nuevas habilidades. La eficiencia es lo más importante en este caso. Ciertas destrezas cognitivas como por ejemplo: la resolución de problemas, la gestión del tiempo y la capacidad de reconocer los prejuicios serán muy solicitadas en los próximos años. Debido a que el número de trabajos automatizados es cada vez mayor, se valorará más la capacidad que tenga una persona de conceptualizar y encontrar soluciones a problemas complejos.

La disposición de una persona en adaptarse a su entorno o incluso adoptar una nueva perspectiva son dos actitudes que los empleadores buscarán y fomentarán. Los empleadores valorarán estas actitudes porque requieren que esta persona sea introspectiva y que pueda reconocer sus propios defectos o áreas en las que puede mejorar. Las personas abiertas a esta mentalidad suelen estar dispuestas a colaborar  y a tener conversaciones significativas con los demás.

Adicionalmente, otra habilidad cognitiva que está en auge es la de contar historias. Se trata de una habilidad necesaria y universal que se utiliza para establecer conexiones entre las organizaciones y sus clientes. Adicionalmente, esta habilidad también es útil en el trabajo. A veces, se requiere que las personas estén convencidas antes de que estén dispuestas a hacer un cambio. Una buena historia ayuda a ilustrar por qué un cambio es necesario y beneficioso para un departamento u organización. Por esta razón, los directores de contratación buscarán personas que tengan una alta capacidad de contar historias. 

2) Las habilidades interpersonales serán aún más valiosas

La tutoría y la colaboración entre colegas son factores clave para desarrollar y mejorar la cultura de una organización. Por lo tanto, los empleados tendrán que perfeccionar sus habilidades interpersonales para tener éxito.

Los líderes de las organizaciones buscarán habilidades interpersonales como la empatía, la humildad y la sociabilidad. También buscarán personas que tengan grandes habilidades en los siguientes aspectos:

  • Fomentar la inclusión
  • Resolver conflictos y colaborar
  • Potenciar y motivar a los demás, especialmente a personas que tienen distintos tipos de personalidad


Cada vez más empresas seguirán impulsando sus esfuerzos de diversidad, equidad, e inclusión. Por esta razón, es esencial que contraten equipos con actitudes orientadas a establecer relaciones y a elevar a los demás.

3) Los empleadores buscarán a personas con fuertes habilidades de autoliderazgo

Todavía está por verse si el trabajo a distancia ha llegado para quedarse. Sin embargo, esto no significa que estemos obligados a volver a la rígida semana laboral de 40 horas. En realidad, es todo lo contrario: los trabajadores exigen más flexibilidad en sus empleos.

Teniendo en cuenta lo anterior, los empleadores tendrán que confiar mucho en sus trabajadores para que estos realicen los trabajos de forma eficiente. Por lo tanto, las habilidades de autoliderazgo seguirán teniendo una alta demanda. Las organizaciones buscarán personas que estén orientadas a los objetivos y que estén motivadas de manera intrínseca. Del mismo modo, las personas con mentalidad emprendedora serán muy valoradas en el mercado laboral. Esto se debe a que estas personas tienen un alto nivel de motivación y están muy dispuestas a probar cosas nuevas.

Las organizaciones también buscarán personas que tengan una gran capacidad de autorregular y gestionar su tiempo y sus emociones. Los empleados que puedan identificar y gestionar sus propios factores desencadenantes y sus puntos débiles de una manera efectiva probablemente mostrarán una voluntad de desarrollo y crecimiento. Esto es una ventaja para las organizaciones que buscan mantener a su personal.

4) La fluidez y la conciencia digital seguirán siendo una prioridad absoluta

La tecnología no va a desaparecer. Por lo tanto, los futuros empleados tendrán que estar al tanto de las tendencias tecnológicas y mantener al menos un nivel básico de conocimientos digitales. No todos los trabajos del futuro requerirán conocimientos específicos de informática o tecnología. Sin embargo, es una buena idea que las personas se mantengan al día con la tecnología y demuestren voluntad de aprendizaje.

La demanda de las siguientes competencias digitales específicas sigue aumentando:

  • Conocimientos de programación
  • Conocimientos de ciberseguridad
  • Pensamiento computacional y analítico
  • Análisis de datos y estadística

PARA USTED | 5 razones por las que EdTech y el aprendizaje digital crean una ventaja competitiva para la educación superior

¿Cómo pueden las instituciones preparar a los estudiantes para los trabajos del futuro?

A medida que el mundo laboral sigue evolucionando, la estructura del aprendizaje postsecundario ha permanecido en gran medida, inalterada. Las instituciones de aprendizaje tendrán que hacer algunos grandes cambios con el fin de preparar a sus estudiantes para las carreras del futuro y darles las destrezas de alta demanda mencionadas anteriormente.

Es cierto que muchas habilidades se pueden aprender mediante la colaboración tradicional en un salón de clase y el aprendizaje activo. Sin embargo, los empleadores se inclinan más por candidatos con experiencia laboral que por los que tienen certificaciones o títulos. Esto se debe en parte a que no existen programas universitarios para algunas de las competencias digitales específicas que se necesitan hoy en día.

Hay un número muy limitado de instituciones de enseñanza superior que ofrecen cursos o certificaciones de SaaS en programas como Salesforce. Esta habilidad sin embargo, es muy popular y tiene una demanda muy alta.

Sería útil que más instituciones de educación ofrecieran cursos y certificaciones en estas áreas. Sin embargo, es probable que esto no sea suficiente para preparar a los estudiantes para el futuro. Las experiencias reales y laborales siguen siendo las que más pueden llamar la atención de un director de contratación. Por ello, recomendamos que las instituciones de enseñanza superior introduzcan más aprendizaje basado en la experiencia en sus planes de estudio.

Este estilo de aprendizaje se basa en que los estudiantes tengan experiencias prácticas y que tengan la oportunidad de reflexionar y aprender de sus errores. El aprendizaje basado en la experiencia también fomenta niveles más profundos de formación y comprensión. Esto se diferencia del aprendizaje superficial, que es más probable que se olvide con el tiempo o debido a una falta de uso.

Cuando los estudiantes pueden demostrar sus experiencias laborales, es más probable que desarrollen las habilidades (y las actitudes) técnicas e interpersonales que los empleadores buscarán en el futuro. Por esta razón, es importante que las instituciones de enseñanza superior ofrezcan a sus estudiantes oportunidades de participar en más prácticas, así como otras formas de aprendizaje basado en la experiencia.

SEGUIR LEYENDO | “Cómo el aprendizaje colaborativo en línea mejora la retención y la participación de los estudiantes

El mundo laboral está cambiando. ¡La educación superior también debe cambiar!

Nos estamos acercando rápidamente a un momento histórico en el cual las antiguas formas de educar ya no serán relevantes ni útiles.

Las universidades y otras instituciones tendrán que considerar qué cambios deben hacer para garantizar un buen servicio a sus estudiantes. Asimismo, deben garantizar que puedan enseñar las habilidades que necesitarán para alcanzar el éxito profesional.

Si usted forma parte de una institución de enseñanza superior, evaluar la eficacia de sus herramientas digitales es un buen primer paso. Open LMS ofrece una multitud de servicios de aprendizaje, con el fin de que pueda seguir proporcionando una educación excelente a sus estudiantes, ahora y en el futuro. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para obtener más información.

Rebecca Potter
acerca del autor

Rebecca Potter

Rebecca es redactora de contenido para Learning Technologies Group plc. Antes de escribir, fue educadora durante siete años. Obtuvo su Maestría en Educación de la Universidad Estatal de Bowling Green y tiene títulos en inglés y español de la Universidad Estatal de Ohio.

Descubre nuestras soluciones